Ahora leyendo:
Putin y Kim discuten «proyectos interesantes»
Artículo completo: 3minutos para leer

Putin y Kim discuten «proyectos interesantes»

Como una reunión de beneficio mutuo puede catalogarse la que mantuvieron hoy en Rusia el líder norcoreano Kim Jong Un y el presidente anfitrión, Vladimir Putin, quien manifestó que ambos países discuten «proyectos interesantes» de cooperación.

La empobrecida Corea, que padece una de las peores hambrunas del siglo, es capaz de ofrecer municiones y viejos cohetes para armamento de la era soviética, mientras que Rusia puede ayudar a paliar la situación alimentaria y al mismo tiempo ayudar al Kim a desarrollar sus propios satélites de reconocimiento militar. Pero, si fuera del caso, no podría estar en la agenda pública.

La reunión, a la que el dictador norcoreano llegó en una limusina que viajó en el antiguo «tren verde» en el que se desplazó Kim durante las 24 horas que duró el trayecto entre Pyongyang y la ciudad costera Vladivostok, se realizó en la base de Vostochny, principal plataforma rusa aeroespacial.

El intercambio de saludos fue sugestivo: Putin recibió a su invitado recordándole los esfuerzos soviéticos en la guerra a Corea del Norte, y el dictador coreano aseguró que «Rusia está luchando actualmente en una lucha justa contra las fuerzas hegemónicas para defender sus derechos soberanos, su seguridad e intereses».

Estados Unidos, que la semana pasada lanzó una dura advertencia a Corea del Norte ante la posibilidad de apoyar con armas a Rusia, ha sostenido desde principios de mes que Putin y Kim intercambiaron cartas discutiendo un posible acuerdo de armas, citando inteligencia desclasificada.

Kim también aprovechó el encuentro para reafirmar la alianza con Moscú «la República Popular Democrática de Corea siempre ha expresado su apoyo pleno e incondicional a todas las medidas tomadas por el gobierno ruso, y aprovecho esta oportunidad para reafirmar que siempre estaremos junto a Rusia en el frente antirreaccionario y en el frente de la independencia», dijo el dictador coreano al intercambiar salutaciones con su par ruso.

James Nixey, director del programa de Rusia y Eurasia en Chatham House, un grupo de reflexión con sede en Londres, opina que la reunión fue para lograr intercambio de armas por alimentos y tecnología de guerra, «un regalo relativamente fácil» que sin embargo está prohibido por sanciones internacionales impuestas al régimen de Kim y que en el pasado han sido observadas por Rusia.

Putin dijo a la televisión estatal rusa que su país y Corea del Norte comparten planes comunes en áreas como el transporte y la agricultura. Y admitió que Moscú está proporcionando ayuda humanitaria a su vecino, pero también hay oportunidades para «trabajar como iguales».

Despejando especulaciones referidas a la guerra de Ucrania, Putin admitió que Rusia está cumpliendo con las sanciones que prohíben la adquisición de armas de Pyongyang y recordó que «hay ciertas restricciones, Rusia las está siguiendo todas».

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Input your search keywords and press Enter.