Ahora leyendo:
Los impuestos en el centro de la campaña electoral
Artículo completo: 6minutos para leer

Los impuestos en el centro de la campaña electoral

La discusión de propuestas en el tema tributario y el “costo país” irrumpieron con fuerza en la campaña electoral hacia las elecciones internas de junio, en momentos en que los uruguayos volcamos a las arcas del Estado en impuestos USD 15.730 millones, de acuerdo datos sobre la recaudación impositiva de 2023. 

“Donde tengamos un Estado más eficiente, vamos poder sin dudas, hacer una rebaja tributaria”, dijo a El Día el precandidato del Partido Colorado Robert Silva, quien se propone “mejorar las condiciones de vida de la clase media, dado que los pobres ya tienen asistencia y los ricos no la necesitan”.

Para Silva, “hay que ir por el camino de la rebaja impositiva que se comenzó a aplicar en enero”, con las modificaciones en el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el IASS, lo que supone una renuncia fiscal de USD 150 millones por año.

Asimismo, no descartó la posibilidad de estudiar una rebaja en el IVA, al tiempo que señaló que “es muy importante atender la situación de la producción vinculada al costo de los combustibles, de la energía, donde creo que hay que avanzar mucho”. 

Silva anunció que en tal sentido, “estamos preparando un paquete de propuestas que próximamente a vamos a presentar”.

Entre las modificaciones tributarias a llevar a cabo, apuntó que “se deben establecer exoneraciones para PYMES, sobre todo para el comienzo de la actividad, cuando los números están muy justos y las empresas tienen que hacer frente a pagos vinculados a la previsión social y a la Dirección General Impositiva (DGI), más allá de los costos de producción y funcionamiento”. 

“Se deben establecer exoneraciones vinculadas a la facturación, es decir que mientras no se alcance determinado nivel de ventas, el impuesto no se cobre”, aclaró el precandidato.

Por otra parte, el ex presidente del CODICEN puso énfasis en que “hay que bajar el costo de vida, generar eficiencia en el Estado, optimizar recursos públicos y volcarlos a políticas públicas para atender, entre otras problemáticas, la pobreza infantil y el desempleo juvenil”.

Sobre fines de diciembre, Silva le reclamó al Frente Amplio que defina si va a subir impuestos o no en el caso que resulte vencedor en las próximas elecciones y llegue al gobierno.

“Es muy necesario que se pronuncien sobre si va a haber más impuestos, porque han dejado en duda o han dicho directamente que van a poner más al llegar al gobierno”, apuntó el precandidato por el sector Crece del Partido Colorado.

El precandidato del Frente Amplio e intendente de Canelones, Yamandú Orsi, había afirmado que “nadie quiere subir impuestos y no hay que subirlos”, pero que es imposible predecir los “vaivenes” de la economía.

Sin proponer medidas concretas, el programa del Frente Amplio para el período 2025-2030, establece que “las profundas transformaciones de las formas de producción y de las pautas de consumo implicarán la utilización intensiva de un amplio y variado conjunto de instrumentos de política, entre los que la política fiscal y tributaria está llamada a cumplir un papel fundamental”. 

No obstante, según se desprende de declaraciones de algunos referentes de la coalición de izquierdas, el objetivo expresado más de una vez, es rebajar impuestos al consumo y aumentarlos al capital, al tiempo que el propio Orsi planteó la necesidad de rever el régimen de exoneración de impuestos a grandes proyectos de inversión para focalizarlo en las PYMES.

Las declaraciones de Orsi sobre los impuestos, a su vez, significaron una salida al cruce de las realizadas por el precandidato del Partido Nacional y ex secretario de la Presidencia, Alvaro Delgado, quien afirmó que si es electo no aumentará los tributos.

Ya en febrero, el ex presidente de ANTEL y precandidato del Partido Colorado por el sector Impacto, Gabriel Gurméndez, presentó a su equipo económico y propuso un alivio impositivo de USD 500 millones anuales mediante rebajas en el IRPF y el IASS.

El costo de vida también será uno de los temas centrales de la campaña de la precandidata del Partido Nacional, Laura Raffo, quien días pasados resumió en un comunicado que la idea es «que te salga más barato ir al almacén, que te salga más barato ir a comer una pizza con tus hijos, que te salga más barato alquilar».

La primera medida sería «desburocratizar el Estado para eliminar trabas, certificaciones, que agregan un montón de costos y que se convierten en un peso para el bolsillo».

La segunda sería apuntar a que haya «más competencia, más libertad», porque «cuando hay más competencia, el precio siempre termina bajando».

En tercer término, fundamentalmente para las zonas fronterizas con Brasil y Argentina, la idea es «facilitar las importaciones para que cuando en los países vecinos los productos salgan más baratos, Uruguay también pueda beneficiarse de eso sin que haya contrabando».

Los uruguayos dejamos en las arcas del Estado USD 15.730,8 millones en impuestos en 2023, de los cuales USD 7.372 millones correspondieron al IVA, USD 2.355 millones al IRPF al trabajo, USD 2.102,6 millones al IRAE, USD 1.387,2 millones al IMESI, USD 789,7 millones al Impuesto al Patrimonio, USD 480,5 millones al IRPF al capital y USD 394,8 millones al IASS, entre los tributos más relevantes.

Uruguay está tercero en presión fiscal en la región, detrás de Brasil y Argentina, según el trabajo “Presión Fiscal Equivalente en América Latina y el Caribe: Actualizando los ingresos fiscales de la región al final de la pandemia”, elaborado por el consultor fiscal del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) Alberto Barneix, el Especialista Líder de Sector en Administración Fiscal en el BID Ubaldo González de Frutos y el director de Estudios e Investigaciones Tributarias en el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias, Santiago Díaz De Serralde.

1 comment

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Input your search keywords and press Enter.