Ahora leyendo:
La electricidad avanza sobre ruedas
Artículo completo: 4minutos para leer

La electricidad avanza sobre ruedas

El Departamento de Maldonado recibirá en pocos días su primer ómnibus eléctrico, que pasará a integrar la flota de la empresa Codesa de San Carlos, mientras avanza a pasos firmes el cambio de la matriz energética en el transporte público de pasajeros, que demandará una inversión de USD 1.800 millones en los próximos 15 años.

La presidenta de Codesa, Carina Clavijo, dijo a El Día que “por el momento la nueva unidad estará a prueba y se evaluará su rendimiento para luego decidir si se incorporan más unidades de este tipo”.

Clavijo destacó que “de acuerdo a lo que ha sido el funcionamiento de unidades eléctricas en otras empresas, las conclusiones primarias es que resulta más económico su uso que la de los ómnibus tradicionales”.

“La carga de las baterías eléctricas es más barato que la carga de combustible”, agregó la titular de la empresa fundada en 1935 y que hoy cuenta con una flota de 80 unidades.

En Uruguay circulan ya 50 unidades eléctricas en varios departamentos –en Montevideo, las empresas CUTCSA, COETC, UCOT y COME ya las tienen operativas- y en las próximas semanas se incorporarán otras 20, informó a El Día Manuel Delucchi, representante de la firma Paleson, importadora de los ómnibus eléctricos chinos Ankai.

Delucchi señaló que Uruguay es uno de los tres países, junto a Alemania y Suecia, que mejor vienen trabajando en el cambio de matriz energética del transporte y agregó que además de Ankai, las otras dos marcas de autobuses eléctricos que circulan en Uruguay son Byd y Yutong, también chinas.

De acuerdo a su tamaño y otras características, un ómnibus eléctrico tiene un costo de entre USD 120.000 y USD 250.000, el doble de lo que cuesta una unidad de motor diésel, aunque el costo de funcionamiento de un autobús a batería es de 2 pesos por kilómetro, frente a 17 pesos por kilómetro de un gasolero, ilustró Delucchi.

La unidad adquirida por Codesa, marca Ankai, mide 8,5 metros de largo, tiene capacidad para 28 pasajeros sentados y alcanza una velocidad máxima de 80 km/h, con una autonomía de 350 kilómetros. Su costo aproximado es de 200.000 dólares.

Los primeros ómnibus eléctricos fueron adquiridos por las empresas transportistas en 2020, en el marco de un instrumento de promoción impulsado por los ministerios de Ambiente; Economía y Finanzas; Industria, Energía y Minería; y Transporte y Obras Públicas, carteras que además conformaron una comisión técnica para el desarrollo y seguimiento de la movilidad eléctrica. 

Dicha comisión elaboró un informe para evaluar el desempeño de los ómnibus eléctricos, que consideró el período comprendido entre el 1 de junio de 2021 al 31 de mayo de 2022, el que arrojó que 30 unidades de Montevideo y dos de Canelones, recorrieron más de 1,9 millones de kilómetros.

Considerando un rendimiento promedio de 2,5 kilómetros km/litro para un ómnibus diésel equivalente, los eléctricos dejaron de consumir unos 770.000 litros de combustible, evitando emisiones por unas 2020 toneladas de CO2.

Se estima que la inversión total para el cambio en la matriz energética del transporte ascenderá a USD 1.800 millones en los próximos años, de los cuales USD 72 millones estarán a cargo del Ministerio de Industria.

Recientemente, CUTCSA emitió deuda por USD 23 millones para financiar parte de una inversión de USD 100 millones a los efectos de renovar el 25% de la flota para 2025 y 100% para 2040.

Mientras avanza la electricidad en los ómnibus, el Ministerio de Transporte tiene a estudio la propuesta de un consorcio para construir un tren tranvía entre El Pinar y la Ciudad Vieja de Montevideo, con una inversión de USD 500 millones y que acortaría en 50% los tiempos de viaje.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Input your search keywords and press Enter.