Ahora leyendo:
Feliz año nuevo . . . electoral
Artículo completo: 4minutos para leer

Feliz año nuevo . . . electoral

Como en todos los cierres de ciclo, a la hora del balance, y aún antes, deseamos que el nuevo que se inicia sea mejor que el que dejamos atrás. Cuando lo que termina es la vuelta al sol, en el calendario, el inicio de un nuevo año, con más motivo. La esperanza es de signo positivo.

Entonces, desde ya, feliz año nuevo. Que el 2024 sea mejor y traiga más felicidad que el que concluye este domingo. Eso sí, tengamos presente que a las 00:00 horas del lunes no sólo comienza un día, una semana, un mes y un año. Empieza el año electoral, donde otros balances habrán de hacerse y no faltarán promesas de un futuro mejor.

Porque si la esperanza es de signo positivo, la construcción de cualquier escenario de gobierno, que naturalmente precisa de los gobernantes, indefectiblemente ha de contar con los gobernados —previamente, electores—. La esperanza de un país se construye por todos; es de responsabilidad compartida.

Entonces, recibimos con expectativa y alegría al año electoral.

Obviamente, con la misma ilusión con que le daríamos la bienvenida a cualquier año nuevo pero, felizmente, con más motivos. De entrada, un año electoral es el resultado y testimonio de la democracia: si el sistema funciona, y en Uruguay lo hace, practicaremos el sagrado rito de elegir nuevas autoridades. 

Durante el año que termina recordamos la última interrupción institucional del país, hace medio siglo. El solo hecho de tomar conciencia de lo que supuso (y supone) más de una década sin ejercer el derecho de ser parte del destino del país, nos renueva la convicción democrática y nos reafirma la importancia de la misma, a la que se puso en peligro de muerte, y se le dio certificado de defunción so pretexto de que era meramente formal.

Con las mismas, en este año electoral celebramos el 40 aniversario de las elecciones que inauguraron el período democrático más extenso del país, en el que las tres fuerzas políticas más importantes de la nación disputaron y obtuvieron el gobierno sucediéndose una a otras, lo que es la mejor confirmación de la buena salud de la República.

Naturalmente, no se trata de negar la existencia del elefante que se instalará en la sala de la casa. Un año electoral, también, despierta la pasión y el enfrentamiento, trae consigo a las acusaciones y los golpes bajos, prohija el extremismo y la sinrazón. Es tierra fértil de la demagogia.

Y para peor, en la era de las redes sociales, que si bien tiene el enorme beneficio de haber abierto el acceso a la información y opinión en niveles desconocidos, al mismo tiempo expone descarnadamente el uso y el abuso de la simplificación, el maniqueísmo y la falta de sentido crítico.

Como si fuera poco, además, y por desgracia, los males que apuntamos toman una dimensión inusitada cuando los sumamos a sus causas o sus consecuencias: el declive de la formación o derechamente su ausencia en niveles desconocidos. 

De todas formas, el sentido de pesar que implica tomar conciencia de la situación, está lejos de empañar el significado o las oportunidades que este año trae consigo. Todo lo contrario, el desafío connatural a la situación sólo puede ser resuelto mediante el ejercicio democrático que el calendario ofrece  la ciudadanía.

Porque sea la educación, sea la seguridad —y los beneficios innegables producidos por el mejoramiento de ambos asuntos íntimamente relacionados— o sea la elevación de cualquier factor que se traduzca en fortalecer los valores del colectivo, dependerán en última instancia del voto de cada uruguayo con derecho –y deber– al mismo.

En tiempos que nos rodean y apabullan ejemplos donde la democracia está amenazada por el autoritarismo o ha sucumbido por el totalitarismo. O cuando su ejercicio es desdeñado por un colectivo desencantado, vale la pena reconocer que es el voto de todas y cada una de las personas que concurrirán las urnas, el motor que impulsa nuestro destino.

Feliz año 2024, ¡feliz año electoral!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Input your search keywords and press Enter.