Ahora leyendo:
Cruce Milei – Bulllrich, un inicio de campaña con tonos distintos.
Artículo completo: 3minutos para leer

Cruce Milei – Bulllrich, un inicio de campaña con tonos distintos.

Ya en campaña, los cruces entre el líder de La Libertad Avanza y ganador en votos de las primarias argentinas del domingo, Javier Milei y la triunfadora de las internas de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich no se hicieron esperar.

En la ruta hacia la Casa Rosada, el lunes Milei acusó al marido de Bullrich de haber mentido respecto a las reacciones que hubo en un evento de la AMIA al que asistió el libertario. «El marido de Patricia Bullrich fue quien fogoneó la mentira de cuando yo fui a la AMIA. Recibí mucho afecto por parte de las personas que estaban en el acto. Sin embargo, dijeron que a mí me insultaron, me abuchearon, me escupieron y que, como me quisieron linchar, me tuve que ir». La respuesta no se hizo esperar: «Si Milei quiere discutir, que discuta conmigo».

El incidente marca la tónica de lo que podría ser la campaña en la que Milei le quitó a Juntos por el Cambio el rol de opositor principal. Sin embargo Bullrich no se mostró absolutamente crítica con Milei en lo ideológico: «Milei hizo aportes importantes y en otras cosas no coincido, por eso estamos en fuerzas políticas distintas».

La polémica, con clara connotación de disputa de votos, fue más fuerte del lado de Milei que, fiel a su estilo, se mostró agresivo con Bullrich. Interpelado si realizaría acuerdos con la líder de Juntos, lo negó: «Con alguien que clava puñales por la espalda no hago acuerdos» y en una reafirmación de su discurso de derecha y «anti-casta» recordó los orígenes de Bullrich, «cuando habla en términos de economía dice cosas bastante… Le brotaba el socialismo por todos lados, quería igualar salarios. Volvió a su época de montonera».

Bullrich, sin embargo, busca resaltar su imagen de estabilidad y consistencia y refiriéndose a Milei cuidó el tono: «yo no cambié, no pasé de decir que era una persona que hizo aportes a las ideas importantes a insultarlo. Él ha cambiado. Entonces, el que tiene que explicar algo es él, no yo”.

La Nación de Buenos Aires, al presentar la polémica, estimó: «el buen vínculo que supieron mostrar en su momento los presidenciables Javier Milei y Patricia Bullrich parece haber torcido su rumbo.»

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Input your search keywords and press Enter.