Ahora leyendo:
Brecha de género: avances insuficientes
Artículo completo: 4minutos para leer

Brecha de género: avances insuficientes

Uruguay achicó en los últimos años la brecha de género, aunque persisten sectores de difícil acceso para el trabajo de las mujeres y la diferencia salarial con respecto a los hombres.

El país mejoró su calificación respecto del año pasado y subió al puesto 67, aunque las mujeres ganan un 25% menos que los hombres y lideran sólo el 12% de las empresas exportadoras, según el Foro Económico Mundial.

De acuerdo al Indice Mundial de Brecha de Genero –un indicador que analiza la división de los recursos y las oportunidades entre hombres y mujeres- Uruguay había tenido en 2022 un resultado de 71,1%, quedando en el puesto 72, mientras que en la última actualización del 2023 mejoró su posición por tercer año consecutivo, subiendo cinco puestos en el ranking, logrando un puntaje de 71,4% en la actualidad.

El índice establece el tamaño de la brecha de desigualdad de género a partir de la medición de puntos tales como la  participación en la economía, el mundo laboral cualificado y la política, así como el acceso a la educación y la esperanza de vida de cada país. Cuánto más alta es la cifra del indicador, menor es la brecha de género.

El año pasado el ranking estuvo liderado por Islandia (91,2%), Noruega (87,9%) y Finlandia (86,3%), mientras que Uruguay alcanzó el mejor resultado en 2020, cuando ocupó el puesto 37 con un índice de 73,7%, mientras que el peor registro fue el lugar 93 con un indicador de 67,9% en 2015.

A pesar de los avances en el ranking durante los últimos años, aún son marcadas las diferencias entre hombres y mujeres en el acceso a ciertos puestos de trabajo y liderazgos, así como en las remuneraciones.

Según un informe de la Cámara de Comercio y Servicios del Uruguay, en el país las mujeres ganan un 25% menos que los hombres en el mismo puesto, a la vez que los roles de liderazgo en sectores caracterizados por las habilidades duras siguen siendo lugares de difícil acceso.

Cuando una mujer llega a una gerencia, suele ser en áreas de habilidades blandas tales como marketing y recursos humanos.

De acuerdo a la Cámara de Comercio, existe una situación llamada “techo de cristal”, es decir una limitación velada de ascenso laboral de las mujeres dentro de una organización.

Un fenómeno que también se puede observar en las empresas lideradas por mujeres es que el 54% está en el sector servicios, el 38% en comercio y sólo un 8% en industria.

Por otra parte, un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de 2022, señala que en promedio lo tres de cada 10 personas que trabajan en empresas exportadoras son mujeres.

Por su parte, el Banco Mundial dijo en un informe publicado recientemente que la brecha de género en el mercado laboral en el mundo es todavía más amplia de lo que se pensaba y que las mujeres gozan de menos de dos tercios de los derechos que tienen los hombres.

El texto, titulado  “La Mujer, la Empresa y el Derecho 2.0”, explicó que ningún país brinda igualdad de oportunidades a las mujeres, “ni siquiera las economías más ricas”.

“A pesar del avance sustancial de los países de todo el mundo en la promulgación de leyes destinadas a ofrecer igualdad de oportunidades a las mujeres, la mitad de la humanidad (3.900 millones de mujeres en todo el mundo) enfrenta obstáculos legales que afectan su participación económica”, indicó el Banco Mundial.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Input your search keywords and press Enter.