Ahora leyendo:
Arévalo teme un golpe de estado en Guatemala
Artículo completo: 3minutos para leer

Arévalo teme un golpe de estado en Guatemala

El presidente electo de Guatemala, Bernardo Arévalo, quien triunfó en la segunda vuelta del 20 de agosto, se hizo eco de un comunicado que diez días después emitió la Organización de los Estados Americanos (OEA) en el que se expresó la » preocupación por la posible suspensión del Movimiento Semilla». Arévalo dijo este viernes en conferencia de prensa que se pretendía dar un golpe de estado antes de que asuma el poder.

Las amenazas a la eventual presidencia de Arévalo comenzaron luego de su triunfo en la primera vuelta electoral, el 10 de julio, cuando el Tribuna Supremo Electoral estaba a punto de certificar el resultado de los comicios y la Fiscalía General anunció una investigación que podría dejar a Arévalo sin partido y, en consecuencia, sin la primera magistratura.

En su comunicado la Misión de Observación Electoral (MOE) de la OEA expresó su respaldo al presidente electo y manifestó que «ante la decisión de la Dirección del Registro de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de suspender provisionalmente al Movimiento Semilla, en cumplimiento de la instrucción -a solicitud del Ministerio Público (MP)- del juez penal de julio de 2023, la MOE/OEA expresa su preocupación por estos nuevos intentos de desconocer la voluntad expresada en las urnas por las y los guatemaltecos.»

El congreso guatemalteco, luego de la decisión de la justicia sobre la ilegalidad de Semilla, declaró a los siete legisladores del partido, entre los cuales está Arévalo, como independientes, una categoría que les impide asumir posiciones de liderazgo en el país. El presidente de la misión electoral, el excanciller paraguayo Eladio Loizaga había advertido que las instituciones jurídicas de Guatemala estaban siendo utilizadas con intencionalidad política para impedir el triunfo del movimiento Semilla.

Arévalo acusó a la Procuradora General Consuelo Porras al fiscal Rafael Curruchiche entre quienes están tratando de evitar que asuma el poder como próximo presidente constitucional de Guatemala. «Estamos viendo un golpe de estado en curso, en donde el aparato de la justicia es usado para violar la justicia»

Arévalo recibió el apoyo de Estados Unidos a través de una llamada de la vicepresidenta Kamala Harris este viernes. De acuerdo a un comunicado de la Casa Blanca Harris discutió con el presidente electo «sus interese compartidos para combatir la corrupción». La Administración de Joe Biden había tenido enfrentamientos con el presidente guatemalteco Alejandro Giammattei y había señalado a su procuradora general como una actora antidemocrática.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Input your search keywords and press Enter.